¿Recién graduado? ¡Prepárate para tu primer trabajo!

Buscar tu primer trabajo en tiempos COVID

Hace poco que acabaste la universidad. Lo has celebrado y has vivido el verano “a tope” encerrado en casa. La pandemia de la COVID ha trastocado muchos planes y la economía se está hundiendo en picado. Si bien en España llevamos una década delicada, éste es un momento especialmente complicado para entrar en el mercado laboral. Entonces, ¿qué puedes hacer si está buscando tu primer trabajo en este momento?

Vamos a ser honestos, la cosa está chunga y vas a tener que ser paciente. Va a haber mucha gente optando por el mismo puesto que tú y puedes tener seguro que no va a ser fácil. Aquí te vamos a dar varios consejos que puedes hacer para demostrar tu carácter y convertirte en un candidato más atractivo.

Desarrolla nuevas habilidades

La mayor parte de las cosas que vas a hacer en tu futuro trabajo no las vas a haber aprendido en la universidad. Es una triste realidad, pero es así. Algunas de ellas implican habilidades adicionales que no son estrictamente necesarias para conseguir un trabajo en ese campo, pero que sin duda te convertirían en un candidato más atractivo. Puede ser un lenguaje de programación o una técnica de ventas que prefieran las empresas de una industria en particular.

Un ejemplo personal que creo que puede servir independientemente de vuestro campo. Cuando estaba acabando la carrera de ingeniería aeronáutica, quería empezar a trabajar para empezar a aplicar lo aprendido y de verdad sentir lo que era el mundo laboral. ¿Sabía lo que quería? No tenía ni idea. Primer error. Ojalá hubiese leído y reflexionado sobre la importancia del primer empleo en nuestro futuro.

Pues bien, eché a una oferta en el campo del cálculo de estructuras aeronáuticas. ¿Qué debería haber hecho y qué no hice? (a pesar de tener amigos y conocidos que se dedicaban específicamente a eso :man-facepalming:) Tendría que haber hablado con ellos. Preguntarles qué hacían en el día a día, qué tipo de herramientas era necesario conocer y qué habilidades eran necesarias para desarrollar el trabajo. Saber qué les gustaba del trabajo, qué no y cuales era la posible proyección de ese puesto.

¿Y cómo podemos saber todo esto si no conoces a nadie? Es más fácil de lo que parece. Tenemos una herramienta genial para este tipo de casos, LinkedIn. No te cortes, busca a gente que trabaje en los que te gustaría trabajar y escríbeles. La gente es, en general, agradable y te responderán encantados a las preguntas que puedas tener. La información que vas a sacar de ellos es súper valiosa. Luego ponte a trabajar las habilidades claves, y a hacer cursos y tutoriales de los softwares que más proyección tengan.

¿Que hay un software específico que lo está petando pero que en la uni ni te lo han mencionado? ¡Pues eso que voy a aprender yo! Imaginad la impresión que daréis a los entrevistadores, si le decís que manejáis algo que pocos en su equipo conocen. ¿Veis qué potencial tiene el hablar con gente que sepa de verdad lo que se mueve en el mundo real? Da igual el sector, la industria e incluso el puesto de trabajo. Este consejo es válido en cualquier situación cuando vas a buscar tu primer trabajo.

Recursos infinitos para prepararte en tu primer trabajo

Así que ya sabes, tu formación no acaba al salir de la FP, universidad o instituto, nunca hay que dejar de formarse. Haz cursos online, tutoriales o MOOCs como los que puedes encontrar en edXCourseraUdemy u otras de las infinitas plataformas que existen. Lee libros y participa en foros con profesionales en el campo que te interesa.

La universidad española es un leviatán burocrático que se adapta muy lentamente, lo que la hace muy ineficiente (warning: unpopular opinión; y sobrevalorada). Además, salimos con lagunas en muchísimas áreas por lo que te interesa continuar aprendiendo. Por suerte, internet está revolucionando la formación (¡Ok boomer!). Lo que antes requería años de estudio en una facultad hoy lo puedes aprender de un profesor de Harvard en unos pocos meses a través de un curso focalizado en lo que de verdad te interesa. Y muy, muy barato. Es maravilloso, así que recuerda:

«La formación gratuita es abundante a lo largo y ancho de internet. Es el deseo de aprender lo que escasea»

Amplía tu círculo de contactos

El 42% de los jóvenes que tienen empleo, lo consiguieron a través de familiares, amigos y conocidos. Esto no quiere decir que no se valoren las capacidades, pero muchos reclutadores darán más valor a un CV que llega a través de alguien en el que confían. No voy a entrar en si esto está bien o mal; o si merma la meritocracia, no es el objetivo de este artículo. Éstas son las reglas del juego que nos ha tocado jugar, y hay que conocerlas bien para aumentar nuestras posibilidades de ganar.

Así pues, y mientras no tengamos la posibilidad de dar ejemplo con nuestros actos, una cosa que debes hacer es encontrar a alguien que ya esté en los sectores que te interesa y que pueda servirte como referencia. Comienza con tus contactos personales, ya sean familiares, amigos o amigos de amigos. Pídeles ayuda y consejo de cómo proceder para encontrar tu primer trabajo. 

Consejo de conocidos para encontrar el primer trabajo

Aquí metemos nuestra cuñita publicitaria: si te ves perdido o no tienes contactos justo en el campo que te interesa, echa un ojo en Nextobee a todos los profesionales que pueden ayudarte. De verdad, lo decimos de corazón, la figura del coach o mentor puede ser súper importante para ayudarte a tener éxito en tu futuro profesional.

Una vez hayas encontrado a alguien en el que puedas confiar, pídele que revise tu cvcarta de presentación y perfil de LinkedIn para afinar la forma en que hablas sobre tu experiencia e intereses. Confía en ellos para entender tus puntos fuertes o debilidades como candidato a un puesto. Deberían poder identificar algunas de las limitaciones en tu formación y tu currículum. Incluso aunque no te conozcan bien. También pueden darte consejos generales sobre las dificultades comunes que encuentran las personas nuevas en ese campo. Otra ventaja de conseguir un mentor es que pueden enterarse de oportunidades laborales a través de sus redes antes de que se publiquen oficialmente.

CV atractivo

Muchas profesiones tienen sociedades o colegios profesionales para personas que trabajan en esa área (pro tip: Muchos de ellos también mantienen listas de trabajos disponibles). También grupos de interés en LinkedIn, Reddit o Twitter. Descubre cuáles son los más destacados y únete a ellos. Las sociedades profesionales tienen muchos recursos, incluidos seminarios web, conferencias y tutoriales para personas que buscan avanzar y desarrollarse. Al inscribirte, podrás asistir y conocer las últimas noticias en ese campo. Eso te dará información que puedes incluir en una carta de motivación y te convertirá en un candidato más atractivo si demuestras conocimiento de las últimas tendencias durante la entrevista, especialmente si es para tu primer trabajo.

Utiliza tu tiempo sabiamente

Una de las cosas más difíciles durante un período de búsqueda de trabajo prolongada es que puede ser desmotivador. Después de haber dedicado una gran cantidad de tiempo y esfuerzo para obtener tu título universitario, te das cuenta de que sirve de poco para conseguir el trabajo que deseas. 

Pero eso ya es agua pasada y ahora hay que centrarse en el futuro. Mientras estás buscando trabajo tienes muchísimo tiempo libre, y los incentivos a perderlo son muy perversos, por eso es importante autoimponerse metas. El hecho de que nadie te esté pagando no significa que no puedas trabajar. Buscar trabajo es un trabajo en sí mismo, trátalo como tal. Esto no sólo te permitirá establecer una buena rutina diaria, sino que también te ayudará a mejorar tu estado de ánimo. Existen todo tipo de organizaciones benéficas en las que puedes colaborar si te apetece. Si no, hoy en día no tienes excusa. Puedes aprender lo que quieras, literalmente lo que quieras, online. 

Acabas de salir de la universidad y te encuentras en medio de una pandemia mundial que contaremos a nuestros nietos y que ha diezmado la economía mundial. Estas son las cartas que te han tocado, y con ellas hay que jugar. Pero recuerda, también estás en el momento con más riqueza, más oportunidades y más meritocracia de la historia de la humanidad. No desesperes, continúa luchando y formándote en habilidades relevantes para tu primer trabajo y para tu carrera. Estás al inicio de un futuro que se abre ante ti con innumerables posibilidades. Y el camino lo escoges tú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *