Qué es y por qué quieres hacer una carta de presentación

Lo que pretendemos al adjuntar una carta de motivación (o presentación) no es otra cosa que diferenciarnos del resto de aplicaciones. Mostrarles que estamos muy interesados y que nos hemos tomado el tiempo y la dedicación de hacer algo más que el resto. Ni más ni menos. En caso de duda entre dos currículums, uno con carta y otro sin, ¿cuál elegiríais vosotros? Creemos que no hace falta ni responder.

Una carta de presentación es una forma de fortalecer tu solicitud. Es un paso más para que tu currículum destaque. 

En esta guía te mostraremos las líneas básicas para escribir una carta de presentación y qué puntos hay que tener en cuenta para aumentar tus posibilidades de conseguir dar un paso más en el proceso y conseguir una entrevista.

¿Necesito una carta de presentación?

Según una encuesta de 2015, sólo el 10% de los recruiters se leen las cartas de presentación. ¿Duro verdad? Bueno, pues es lo que hay. Esas son las cartas que nos han tocado y con ellas hemos de jugar. 

Pensarás: “Hay que ser estúpido para prepararse una carta de motivación que mole, para que ni siquiera se la lean”. Pues sentimos decirte que sí, que te toca hacerla. ¿Estamos locos?

Una carta de presentación es una forma de fortalecer tu solicitud. Es un paso más para que tu currículum destaque. 

La mayoría de la gente escucha que las cartas de presentación no se leen y se ahorran lógicamente esa parte del trabajo. ¿Pero y qué pasa si la persona de RRHH de tu puesto soñado sí que se las lee?

Que estás automáticamente fuera. Así que si existe una posibilidad de que se lea tu carta de presentación, escribe la carta. La única vez que no debes enviar una carta de presentación es si en la descripción del trabajo pone explícitamente que no lo hagas. Y siendo sinceros, nunca nos hemos encontrado una oferta de trabajo donde pase eso… Así que remángate, haz y ENVÍA LA CARTA.

¿Cuál es el objetivo de una carta de motivación?

Una carta de presentación:

  • Es tu “Hola, buenos días” ante RRHH. Si te encontraras con la persona de recursos humanos por primera vez, no le tirarías el currículum a la cara y te irías, ¿verdad?  Preferimos pensar que serías educado y primero les ofrecerías un apretón de manos y le dirías quién eres. Una carta de presentación cumple precisamente con esa función, es una presentación amistosa mostrando tu interés por la empresa y por el puesto de trabajo.
  • Dice por qué eres la persona adecuada para el trabajo. Un buen CV muestra tus experiencias y capacidades para realizar un trabajo, pero no dice por qué tú serías una buena opción. Una carta de presentación muestra las razones por las que tú eres el candidato ideal para el puesto de trabajo que están ofreciendo. Además, si cuentas con poca experiencia laboral, es el lugar perfecto para demostrar todas las capacidades adicionales y experiencias vitales que te hacen único.
4_claves_para_preparar_la_entrevista_de_trabajo
  • Responde a las preguntas que tu currículum pueda generar. En los currículums se pierden a menudo muchos datos. ¿Qué hiciste durante ese año entre dos trabajos? Al ver un gap así en tu currículum, recursos humanos podría pensar que te pasaste el año vagueando y jugando en casa a la PlayStation en calzoncillos (probablemente no lo asumirían, pero podrían). Sin embargo, la realidad es que pasaste un año de voluntario en el Congo. Una pequeñísima diferencia, ¿verdad? Ese tipo de cosas son importantes darlas a conocer, y precisamente la carta de presentación es el momento en el que responder a todo ese tipo que preguntas que tu currículum por sí sólo podría plantear.

En qué se diferencia una carta de presentación de un currículum

No nos equivoquemos y pensemos que una carta de presentación es una alternativa a un currículum. La carta de presentación es un complemento. Los dos documentos funcionan juntos para proveer a recursos humanos o a tu futuro jefe una visión más completa de ti como profesional y persona. 

  • Un currículum es un formato estructurado, que detalla tu experiencia laboral de una manera muy determinada y con unas reglas importantes a seguir para tener éxito. Una carta de presentación es una introducción y presentación tuya de varios párrafos. Hay que ser conscientes de que, si presenta una solicitud con un currículum y una carta de presentación, deben complementarse, no copiarse entre sí. 
  • Los currículums se centran completamente en el pasado. En su mayor parte, tu currículum describe las experiencias y habilidades que has adquirido en el pasado como una mera acumulación de hecho puntuales. Si bien puede mencionar algo sobre tus intenciones profesionales en tu declaración de objetivos o resumen personal, el «meollo» de tu currículum estará en la sección tu experiencia.
  • La carta de presentación debe ser más prospectiva. Pese a que puede hacer referencia a experiencias pasadas, debe centrarse en tus capacidades para sobresalir en un puesto o empresa específica en el futuro. Una carta de presentación siempre está dirigida a una empresa y un puesto específicos. Es una oportunidad para demostrar que has hecho tus deberes con la empresa y el puesto, mostrarles que sabes lo que hacen y que sabes específicamente qué capacidades tienes para contribuir con tu trabajo al éxito de la empresa. Si se hace correctamente, una carta de presentación deja a recursos humanos con ganas de leer tu CV. 

Así que ya lo sabes, si quieres incrementar tus posibilidades de dar un pequeño paso más en el proceso y estar más cerca de ese puesto de trabajo que buscas, ponte manos a la obra. Si además quieres contar con el consejo y ayuda del un experto en estas lides, consulta a alguno de los profesionales en Nextobee que puedan ayudarte con esta ardua tarea.

2 Pings & Trackbacks

  1. Pingback: Cómo hacer el currículum perfecto: la guía definitiva [2021] |

  2. Pingback: ¿Recién graduado? ¡Prepárate para tu primer trabajo! | Nextobee

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *